Categoría: Dispositivos

Cómo saber que una página web es segura

, ,

La navegación segura se refiere a la necesidad que tenemos los usuarios de que nuestra experiencia en internet sea segura y privada. Pero ¿cómo saber que una página web es segura? 

Por Ing. Miguel M. Arias, MCS, CRISC, CRCMP*

La cantidad de páginas web existentes y el comercio electrónico a nivel mundial alcanzan cifras astronómicas. La tendencia indica que seguirá creciendo a nivel mundial durante los próximos años. Prueba de esto es que a enero del 2021 se reportaron 1.83 billones de sitios web, más de 4.7 billones de usuarios de internet y se estima que las ventas de comercio electrónico llegarán a casi 5 trillones de dólares a finales del 2021.

Hoy en día las páginas web representan a entidades oficiales, comerciales y personales en todas partes del mundo. La mayoría de nosotros ya estamos acostumbrados a realizar diversos tipos de operaciones por internet, tales como trámites, solicitudes, compras en línea, pagos y transferencias bancarias, entre otras.

Sin embargo, no todos los usuarios nos aseguramos de que las páginas que visitamos sean seguras y auténticas, aunque la mayoría no solo espera navegar de forma segura, sino que entiende que tiene el derecho de navegar en forma segura y confiable.

Qué debemos hacer para saber que una página web es segura

La navegación segura, en sentido general, se refiere a la necesidad que tenemos los usuarios de que nuestra experiencia en internet sea segura y privada. Esto requiere que validemos que la página que visitamos corresponde a la organización que ese sitio web dice representar y que la misma cuente con los mecanismos de seguridad necesarios para una navegación segura y confiable.

Una forma rápida y sencilla de hacerlo es mirando la información de seguridad que nos da el navegador en la barra en donde digitamos y se muestra la dirección web de la página o URL, por sus siglas en inglés.

La barra de dirección incluye un indicador que nos comunica información de seguridad de la página que no debemos pasar por alto bajo ninguna circunstancia.

A la izquierda del URL aparece un candadito (indicador de seguridad), según se muestra en la Fig. 1, resaltándolo con un círculo rojo en tres de los navegadores más comúnmente usados.

Aunque puede lucir ligeramente diferente de un navegador a otro, el candadito comunica información visual y de fácil reconocimiento para el usuario. Si hacemos clic sobre el candadito veremos información adicional sobre la página y su certificado digital.

Te puede interesar
Infografía: 5 hábitos ciberseguros

Los certificados digitales son mecanismos que dotan a una página de seguridad adicional y proporcionan información veraz al usuario. Un certificado digital, básicamente, nos indica que la información que introducimos en la página viaja por internet en forma cifrada y que es de quien dice pertenecer. Información cifrada significa que los datos que introducimos son codificados por el navegador en un formato no legible. Esto con la finalidad de que solo puedan ser leídos o procesados por su destinatario.

Los certificados digitales están presentes en todas las páginas que utilizan https (inician con https:// en su URL). Cuando la página no tiene un certificado digital o el navegador no lo reconoce, el candadito aparecerá tachado en rojo, según se muestra en la Fig. 2, indicándonos que el sitio no es seguro. Es decir, no tiene un certificado digital válido y no se puede asegurar que pertenece a quien dice pertenecer.

Asegúrate de conocer bien la dirección de internet (URL) de tu banco y de los lugares en los que sueles realizar transacciones importantes o donde provees información sensible. Si vas por la calle y te equivocas con solo un dígito, estarás entrando en la casa equivocada. De la misma forma, con solo cambiar un carácter de la URL estás en otra página.

Ninguna entidad que respete tus derechos digitales y que se preocupe por tu seguridad te solicitará información personal sin un proceso de validación y autenticación previo.

 

*El autor dirige la maestría en ciberseguridad de la Universidad INTEC y dirige la práctica 
de consultoría en Gobernanza, Riesgo y Complimiento del GRUPO SANUS, SRL.

 

Compartir

Teletrabajo: protegemos a los nuestros

, , , , , ,

El teletrabajo llegó para quedarse. Una vez termine la pandemia, muchos predicen que será una modalidad permanente. Pero, si bien el trabajo remoto tiene muchos beneficios, también expone a las empresas a riesgos de ciberseguridad. Por eso, es esencial adoptar buenas prácticas de ciberseguridad en el teletrabajo para prevenir y mitigar las amenazas.

A continuación te contamos 5 prácticas de ciberseguridad en el teletrabajo que debes de tener presente:

1.Las reuniones virtuales

No importa la plataforma, es inevitable tenerlas, por lo que resulta esencial protegerlas. Una buena práctica para evitar que cualquiera acceda a ellas con el enlace, es colocarle una contraseña a cada reunión, así te aseguras de que solo el que la tiene puede entrar a ellas. Muy importante comunicar a los asistente que no deben compartirla con personas ajenas a la reunión.

teletrabajo-ciberseguridad

2. Y hablando de reuniones: ¡ojo con la cámara!

Participar en video llamadas muchas requieren el uso de la cámara. Desafortunadamente, los piratas informáticos pueden acceder fácilmente a tu cámara web sin permiso, comprometiendo tu privacidad. Si tu cámara está separada de tu dispositivo, apágala siempre que no la estés usando. Si está integrada, debes tomar medidas adicionales para protegerte; como invertir en una cubierta deslizante para tapar la cámara cuando no esté en uso y desactivarla (si ves la luz prendida, deber cerrar todas las aplicaciones de videoconferencias porque quiere decir que la cámara sigue abierta).

teletrabajo-ciberseguridad

3.Usa páginas web seguras

Cuando a accedas a un sitio web, asegúrate de haber iniciado sesión mediante un protocolo seguro de transferencia de hipertexto. ¿Qué significa esto? La empresa de ciberseguridad global Kaspersky Lab lo explica: esto significa que la URL debe incluir https: // en lugar de solo http: // al principio. También debería haber un candado a la izquierda de la barra de URL de la mayoría de los navegadores de Internet, lo que indica que el sitio web tiene un certificado de seguridad autenticado.

ciberseguridad, homeoffice

Incluye estos hábitos en tu rutina para navegar seguro
5 hábitos ciberseguros: ¿los practicas?

4. El antivirus no se puede quedar fuera

Por favor, invierte en un antivirus de calidad ¡importantísimo! Nada de descargar gratis el primero que veas en internet puesto que muchos de ellos, llevan incluidos en su paquete de datos archivos dañinos que pueden llegar a dejar el dispositivo totalmente inoperativo. Y no queremos eso, ¿verdad?

5. Y por último, las contraseñas

Los expertos siempre mencionan que cambiemos las contraseñas periódicamente y evitar tener las mismas en todas las plataformas para tener mayor seguridad. Esto aplica para: páginas webs, correos electrónicos, redes sociales, aplicaciones del banco, el router del wifi (sí, hasta esto) y todo a lo que se le coloque una.

Utiliza contraseñas más seguras, con palabras fáciles de recordar para ti, para que sea casi imposible detectarlas y apóyate de correos de recuperación en caso de cualquier eventualidad.

Compartir
Protégete de los ciberdelitos
Recibe informaciones, recursos gratis y consejos para navegar seguro.
Protégete de los ciberdelitos
Recibe informaciones, recursos gratis y consejos para navegar seguro.
Ir al contenido