Qué es phishing o suplantación de identidad

¿Sabes cuál es la técnica de engaño más usada por los ciberdelincuentes? Es el phishing, una técnica de ingeniería social que consiste en enviar un correo electrónico falso a un usuario simulando ser una entidad legítima (red social, banco, institución pública) o un servicio con mucha reputación, para robarle su información privada, hacerle un cargo o gasto económico e incluso infectar el dispositivo.

¿Pero cómo lo hacen?

A través de un correo falso, los ciberdelincuentes envían archivos que al descargarse infectan el dispositivo con malware. También usan enlaces dentro del email y cuando se hace clic en ellos, los envía a una página que, aunque pueda parecer legítima, es un fraude.

Los datos que son proporcionados a través de estos enlaces terminan en manos de los ciberdelincuentes.

Es decir: Imagina que recibes un correo electrónico supuestamente de una página en la que te has suscrito para realizar alguna compra pidiéndote actualizar tus datos en las últimas 24 horas, porque de lo contrario tu cuenta será bloqueada.

Te puede interesar:

10 recomendaciones para detectar un email falso

Ves el enlace y le das clic, que te redirecciona a un sitio web falso que luce igual al de esa página, tiene los mismos colores, imágenes, nombre y estructura. Entonces introduces tus datos personales y ya, los delincuentes tienen tus datos. Con los que podrán realizar compras o defraudar a otra persona.

Si es urgente, es phishing

Como ya hemos explicado, la urgencia en la solicitud de la información que se pide a través de un correo de phishing es una de las características principales de este fraude.

Tal como lo explica un artículo publicado por Diario Libre acerca de los casos de phishing en República Dominicana, los correos fraudulentos muestran líneas de “asunto” como:

«La entrega del mensaje ha fallado: devolver el mensaje al remitente»

«Querido cliente del banco»

«Comunicación importante»

«Mensaje no entregado devuelto al remitente»

Además, podrá solicitarte la confirmación “rápida” de datos personales; la comunicación insistirá en que debes actualizar tu información confidencial para seguir disfrutando del servicio, te alertará de la suspensión inminente de la suscripción o te presentará ofertas irresistibles por un tiempo “limitado”.

Es por esto que, así como anotas tus contraseñas seguras, ten a mano la ecuación perfecta para detectar el phishing: solicitud de datos de tus cuentas + datos personales = fraude.

Compartir

" , , ,

Sin comentarios
Deja tu comentario

Sin comentarios
Protégete de los ciberdelitos
Recibe informaciones, recursos gratis y consejos para navegar seguro.
Protégete de los ciberdelitos
Recibe informaciones, recursos gratis y consejos para navegar seguro.
Ir al contenido